Descubra las ventajas de renovar su hogar con suelo de vinilo.

¿Le parece que su casa necesita un buen repaso? ¿Los pavimentos y las paredes acusan el paso del tiempo? Si no es el mejor momento para meterse en costosas y tediosas obras, puede ir renovando su casa con algunas ideas como esta: cambiar el viejo pavimento instalando usted mismo un suelo de vinilo. Le contamos por qué merece la pena.

 

 

Suelo de vinilo: todo son ventajas

 

El vinilo es un material muy nuevo y que, además, está lleno de ventajas. Se utiliza par un sinfín de cosas en lo que a la decoración de interiores se refiere. No solo es posible revestir muebles con vinilo. También puede usarlo para decorar las paredes y las ventanas.

Pero uno de sus usos más destacados consiste en servir de revestimiento para el pavimento de toda la casa. Cambiar el viejo suelo de su casa por un suelo de vinilo puede obrar un verdadero milagro, haciendo que el espacio parezca otro, renovado y actual.

Gran variedad de diseños

 

Los suelos vinílicos tienen un sinfín de ventajas. Para empezar son muy resistentes, por lo que su durabilidad es muy alta. Puede colocarlos tanto en la cocina como en el baño, ya que son impermeables y no se ven afectados por la humedad. No los descarte si está buscando un buen pavimento para la cocina. Un suelo de vinilo es capaz de soportar el trasiego continuo propio de este tipo de espacios.

 

Por otra parte, hoy existen un montón de diseños en lo que a suelos vinílicos se refiere, para que pueda elegir el modelo que mejor le vaya a su cocina. Hay suelos lisos y con apariencia de otros materiales. Encuentra, por ejemplo, modelos que imitan a la perfección los pavimentos de mármol (nada que ver con las malas imitaciones de los antiguos suelos).

 

Más fácil, imposible.

 

Pero una de las razones que más nos animan a elegir un suelo de vinilo es la facilidad con las que pueden instalarse. Es un material perfecto para renovar un pavimento viejo y anticuado. No se trata de un revestimiento demasiado caro y, además, se coloca tan fácilmente que puede animarse a hacerlo usted mismo. Esto supone un ahorro considerable, ya que no tendrá que recurrir a un profesional que instale el suelo.

Para instalarlo no necesita más que una regla y un cúter afilado. Este tipo de revestimientos suelen ser adhesivos, por lo que su instalación es realmente sencilla.

Como ve, elegir un suelo de vinilo para su casa es una buena opción, sobre todo si necesita cambiar el pavimento sin meterse en grandes obras. Podrá darle un aspecto totalmente renovado a su cocina (o a cualquier otro espacio de la casa) sin tener que gastarse un dineral y sin molestas obras. Es una opción a tener en cuenta, ¿verdad?

Fuente: Decoración2.com

No Comments Yet.

Leave a comment

*