Aprenda a combinar los colores con sus muebles

Tanto si le gustan los muebles de madera clara, oscura o los blancos aquí le decimos cuáles son los colores que más les pegan para una combinación ganadora.

 

A la hora de combinar colores la clave está en crear cierto contraste para que los muebles luzcan. Y esta vez nos hemos propuesto que compruebe que para que un espacio resulte elegante no es necesario que las paredes sean siempre neutras. Lo que importa es cómo juegan y armonizan sus tonos con los de los muebles y el resto de la decoración.

 

Estas son tres buenas combinaciones de color neutros, cálidos y fríos, para muebles claros, blancos u oscuros. Recuerde que lo que queremos mostrarle son las combinaciones de colores, dependerá de la decoración que venga con su departamento el contar con pisos de madera.

 

Maderas claras, gris y rosa: un nórdico elegante

Esta combinación es perfecta si busca que el espacio resulte agradable y sereno, con un toque muy elegante que evoca el estilo escandinavo en su versión más dulce.

 

Estas son las claves:

Colores suaves: como pasteles envejecidos y algo “sucios”, son característicos de los interiores de estilo nórdico. Son tonos que ayudan a multiplicar la luz sin perder calidez.

 

Los muebles: de madera clara y líneas rectas, acostumbran a ser piezas sobrias y funcionales. Con acabados al aceite o sin tratar, para revalorizar la textura natural de la madera.

Los estampados: apueste por tapicerías y cortinas lisas e introduzca algún estampado discreto en un cojín o un plaid. Los geométricos son típicos del look nórdico.

Madera oscura y azul: relajante y urbano

 

En este dormitorio tiene una pared de azul, a juego con la ropa de cama, y la del cabecero de un tono piedra. Así el cabecero y la mesilla, de madera oscura, son más protagonistas. Estas son las claves:

 

Los colores: en una estancia con mucha luz natural o en la que quiera crear un ambiente que le “abrace”, pinte de un tono intenso. Si lo combina con un neutro lo hará brillar más.

 

Los muebles: si son oscuros necesitan un fondo claro para lucirse sin oscurecer el ambiente y sin que parezca una cueva. Aplica el color intenso a una pared en la que apoyes pocas piezas.

 

Los estampados: los “amigos” del estilo urbano son los lisos y falsos lisos que no recargan la decoración. También los tejidos de un solo color pero con textura como tricot o punto.

 

Muebles blancos y rojo: un toque British

A pesar de crear un llamativo contraste, esta combinación mantiene su elegancia gracias a que los muebles y accesorios tienen un tono homogéneo.

 

En este comedor las paredes tienen dos tonos bastante oscuros, teja y marrón, para que resaltaran la silueta de los muebles blancos. El suelo y la alfombra clara dan más luz al comedor.

 

Aquí las claves de este comedor con porte inglés:

Los colores intensos, como rojizos y verdosos, se utilizan en los interiores británicos para ganar fuerza decorativa y dar más calidez, compensando la falta de luz solar.

 

Los muebles: en contraposición a los tonos de las paredes, los muebles, de inspiración clásica, se pintan o lacan en tonos claros como blanco o crema para que destaquen.

 

Los estampados: flores, rayas, cuadros... Si quiere recrear un ambiente British en su departamento, incluya alguno de estos motivos en las telas o en un gran cuadro.

 

Fuente: El Mueble

 

No Comments Yet.

Leave a comment

*