Consejos para que tus plantas sobrevivan al verano

 

Aprende estos básicos consejos para que tus plantas sobrevivan al verano.

 

 

  1. Riega tus plantas a la hora indicada

Es importante que el agua de tus plantas llegue hasta las raíces, para esto es necesario que las riegues a primera hora de la mañana o al caer la noche. De regarlas por la tarde, se crea un efecto conocido como ”lupa”, que puede dañar tus plantas.

 

  1. Cuidado con las plagas

Verano es la temporada con mayor riesgo de plagas para tus plantas, por lo que tienes que prestarles mucha atención para detectar si tienen alguna enfermedad que las pueda marchitar. Por esto te recomendamos que apliques abono y fertilizante.

 

  1. Coloca piedras en la maceta

Colocar piedras en el sustrato hará que tu planta retenga más humedad y evita que el calor llegue a las raíces.

 

  1. Cuidados antes de salir de viaje

Si vas a salir por algunos días, es recomendable que realices una serie de cuidados a tus plantas. Debes asegurarte de que todas las plantas estén regadas y de eliminar  todo lo muerto, como ramas y hojas secas, para que la hidratación no se desperdicie en estos pedazos muertos.

 

  1. Cambia a tus plantas de maceta

Si utilizas macetas de barro, estas podrían dejar escapar la humedad de la tierra, lo que resultaría en una planta seca y marchita. Procura que tus plantas estén en macetas de plástico y que sean grandes, de esta manera las raíces crecerán libremente y permanecen húmedas.

 

  1. Aprovéchalas para decorar

Si quieres darle un nuevo aire a tu hogar, decorar con plantas con alta resistencia al calor sería una buena opción. Las plantas como las vicarías, agaves y croton son las ideales para lugares muy calientes.

 

  1. El truco del cordón

Para este truco solamente necesitas un cordón como el de los zapatos, coloca un extremo en un recipiente con agua y el otro en la tierra, el cordón absorberá el agua y la llevará a la tierra.

 

  1. Crea un invernadero dentro de tu hogar.

Trata de colocar todas tus plantas juntas, llena una cubeta con agua, cubre la cubeta con plástico y haz unos agujeros para que las plantas respiren. De esta manera será muy sencillo mantener la humedad necesaria para tus plantas.

 

 

  1. Nada en excesos

Las plantas tienen que estar húmedas, por lo que el exceso de sol las puede llegar a secar y marchitar. Sin importar si se trata de una planta de luz o de sombra, procura colocarlas en un lugar en donde no les dé el sol directamente, pero que cuente con iluminación.

 

 

Fuente: Micasa

No Comments Yet.

Leave a comment

*