Consejos para distribuir tus gastos y ahorros

Consejos para distribuir tus gastos y ahorros
TipsLeave a Comment on Consejos para distribuir tus gastos y ahorros

Consejos para distribuir tus gastos y ahorros

Para la mayoría de cosas en la vida, además de tiempo, necesitamos dinero. Por ejemplo, para comprar un departamento, un auto y demás, necesitas contar con una fuente de ahorros. En Edifica queremos ayudarte con ello y hemos reunido los mejores consejos para elaborar un presupuesto y así ayudarte a lograr tus objetivos financieros.

¿Qué es un presupuesto?

Consejos para distribuir tus gastos y ahorros

Un presupuesto mensual escrito es una herramienta de planificación financiera que te permite establecer cuánto gastarás o ahorrarás cada mes. También, te permite realizar un seguimiento de tus hábitos de gasto.

Aunque elaborar un presupuesto puede no ser una actividad entretenida, es una parte importante para mantener un adecuado estado financiero. Esto te ayudará a poder lograr tus objetivos en los cuales necesitas de una determinada cantidad de dinero como comprar un departamento o un auto.

Cuando se realiza un presupuesto se debe buscar un equilibrio, es decir, si gastas menos en un área, puedes gastar más en otra, ahorrar ese dinero para una gran compra, crear un fondo para “tiempos difíciles”, aumentar tus ahorros o invertir en una propiedad.

En última instancia, el resultado de tu nuevo presupuesto te mostrará de dónde viene tu dinero, cuánto hay y adónde va todo cada mes.

Un presupuesto solo funciona si eres honesto acerca de tus ingresos y gastos. Para hacer un presupuesto efectivo, debes estar dispuesto a trabajar con información detallada y precisa sobre tus hábitos de ingresos y gastos.

Cómo hacer un presupuesto en seis sencillos pasos

Para crear un presupuesto que funcione y te permita vivir una vida cómoda y feliz, debes controlar con firmeza lo que estás gastando actualmente, lo que puedes permitirte gastar y cuáles son sus prioridades.

Antes de embarcarte en hacer un presupuesto, busca una buena plantilla que puedas usar para completar los números de tus gastos e ingresos.

Si bien puedes usar lápiz y papel para presupuestar tu dinero, es más fácil y más eficiente usar una hoja de cálculo de presupuesto mensual o una aplicación de presupuesto. Estos contendrán campos designados para ingresos y gastos en varias categorías, así como fórmulas integradas para ayudarte a calcular tu superávit o déficit presupuestario más real.

Te puede interesar: Qué es un aval hipotecario

1. Reúne toda tu documentación financiera

Antes de comenzar, reúne todos tus estados financieros, incluidos:

  • Estados de cuenta bancarios
  • Cuentas de inversión
  • Facturas de servicios públicos recientes
  • Facturas de tarjetas de crédito
  • Recibos de los últimos tres meses
  • Estados de cuenta de hipotecas o préstamos para automóviles

Debes tener acceso a cualquier información sobre tus ingresos y gastos, pues una de las claves del proceso de elaboración del presupuesto es crear un promedio mensual y, para esto, mientras más información tengas, mejor.

2. Calcula tus ingresos

¿De cuántos ingresos dispones cada mes? Si tus ingresos son en forma de un cheque de pago en el que los impuestos se deducen automáticamente, entonces está bien usar el monto de los ingresos netos (o el pago neto). 

Si trabajas por cuenta propia o tienes fuentes externas de ingresos,debes incluirlas , también. Registra este ingreso total como una cantidad mensual.

Si tienes un ingreso variable (por ejemplo, de un trabajo de temporada o autónomo), considera usar el ingreso mensual más bajo como tu fuente de referencia e incluye, también, esa cifra en tu presupuesto.

3. Crea una lista de gastos mensuales

Escribe una lista de todos los gastos que esperas tener durante un mes. Esta lista podría incluir:

  • Pagos de hipoteca o alquiler
  • Pagos de coche
  • Seguro
  • Comestibles
  • Utilidades
  • Entretenimiento
  • Cuidado personal
  • Comer fuera
  • Cuidado de niños
  • Costos de transporte
  • Viaje
  • Préstamos estudiantiles
  • Ahorros

Utiliza tus extractos bancarios, recibos y extractos de tarjetas de crédito de los últimos tres meses para identificar todos tus gastos.

Te puede interesar: Consejos para obtener un crédito hipotecario

4. Determina tus gastos fijos y variables

Los gastos fijos son aquellos gastos obligatorios por los que pagas la misma cantidad cada vez. Incluye elementos como pagos de hipoteca o alquiler, pagos del automóvil, servicio de Internet o estudios. 

Si realizas un pago estándar con tarjeta de crédito, incluye esa cantidad y cualquier otro gasto esencial que tiende a permanecer igual cada mes. Asimismo, si planeas ahorrar una cantidad fija o cancelar cierta cantidad de deuda cada mes, también incluye los ahorros y el pago de la deuda como gastos fijos. 

Por otra parte, los gastos variables son del tipo que cambiarán de un mes a otro, como por ejemplo:

  • Comestibles
  • Gasolina
  • Entretenimiento
  • Comer fuera
  • Regalos

Si no tienes un fondo de emergencia, incluye una categoría para “gastos sorpresa” que podrían aparecer durante el mes y descarrilar tu presupuesto.

Comienza a asignar un valor de gasto a cada categoría, comenzando con tus gastos fijos. Luego, calcula cuánto debes gastar por mes en gastos variables.

Si no estás seguro de cuánto gastas en cada categoría, revisa tus últimos dos o tres meses de transacciones bancarias o de tarjeta de crédito para hacer una estimación aproximada.

5. Calcula el total de tus ingresos y gastos mensuales

Si tus ingresos son más altos que tus gastos, vas por un buen camino. Este dinero extra significa que puedes destinar fondos a áreas de tu presupuesto, como los ahorros para la jubilación o el pago de deudas.

Si tienes más ingresos que gastos, considera adoptar la filosofía de presupuestación “50-30-20”. En un presupuesto 50-30-20 , las “necesidades” o gastos esenciales deben representar la mitad de tu presupuesto, los deseos deben representar otro 30% y los ahorros y el pago de deudas deben representar el 20% final de tu presupuesto.

Si tus gastos son más altos que tus ingresos, eso significa que estás gastando de más y necesitas hacer algunos cambios.

6. Realiza ajustes a los gastos presupuestados

Si te encuentras en una situación en la que tus gastos son más altos que tus ingresos, busca áreas en tus gastos variables que puedas recortar como comer menos fuera, o eliminar una categoría, como cancelar tu membresía en el gimnasio de Netflix.

Ahora, si tus gastos están muy por encima de tus ingresos o tienes una deuda importante, reducir tus gastos variables puede no ser suficiente. Es posible que debas recortar tus gastos fijos y aumentar tus ingresos para equilibrar tu presupuesto.

Trata de que tus columnas de ingresos y gastos sean iguales. Este equilibrio equitativo significa que todos tus ingresos se contabilizan y presupuestan para un gasto específico o una meta de ahorro.

Ahora,ya sabes cómo presupuestar tu dinero y, de esa forma, ahorrar para poder comprarte un departamento. 

¿Quieres conocer cuales son los departamentos por los cuales podrías optar? Edifica cuenta con 15 años de experiencia desarrollando proyectos en los distritos más consolidados de Lima y otras ciudades. 

Podrás encontrar los mejores departamentos en construcción o listos para mudarse, Si deseas obtener más información sobre nuestros proyectos inmobiliarios, ponte en contacto con nosotros y te contestaremos a la brevedad.

Somos una empresa con más de 13 años de experiencia en el sector inmobiliario. Nos esforzamos para que la modernidad, la elegancia y el arte se conjuguen en cada uno de nuestros proyectos. Contamos con más de 26 proyectos entregados y más de 2000 familias satisfechas con nuestro trabajo.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Back To Top