Consejos para mejorar tus finanzas personales

Consejos para mejorar tus finanzas personales
TipsLeave a Comment on Consejos para mejorar tus finanzas personales

Consejos para mejorar tus finanzas personales

Ahorrar para la incial de tu departamento requiere que sepas organizar tus finanzas personales. Con esto, podrás reducir tus gastos y destinar una cantidad mes a mes para poder comprar un departamento. Para ayudarte en ese proceso, en Edifica hemos reunido los mejores consejos de ahorro

1. Elabora un presupuesto

En lugar de ignorar tus finanzas y dejarlas al azar, un poco de cálculos matemáticos puede ayudarte a evaluar tu salud financiera actual y determinar cómo alcanzar tus metas financieras a corto y largo plazo.

Como punto de partida, es importante calcular tu patrimonio neto, es decir, la diferencia entre lo que posees y lo que debes. Para calcularlo, comienza por hacer una lista de tus activos (lo que posees) y tus pasivos (lo que debes). Luego, resta ambos y así obtendrás tu valor neto.

Tu patrimonio neto representa dónde te encuentras financieramente en este momento, y es normal que la cifra fluctúe con el tiempo.

Si bien, calcular tu patrimonio neto una vez puede ser útil, el valor real proviene de realizar este cálculo de forma regular (al menos una vez al año). Esto porque el seguimiento de este a lo largo del tiempo te permite evaluar tu progreso, resaltar tus éxitos e identificar áreas que requieren mejoras.

En ese sentido, es igualmente importante desarrollar un presupuesto personal o un plan de gastos. ¿En qué consiste? Creado mensualmente o anualmente, un presupuesto personal es una herramienta financiera importante porque puede ayudarte a:

  • Plan de gastos
  • Reducir o eliminar gastos
  • Ahorrar para metas futuras
  • Gastar sabiamente
  • Plan para emergencias
  • Priorizar gastos y ahorro

Para esto, existen numerosos enfoques y todos implican hacer proyecciones de ingresos y gastos. Las categorías de ingresos y gastos que incluyas en tu presupuesto dependerá de tu situación y pueden cambiar con el tiempo.

Usualmente, la categoría de ingresos incluye: pensión alimenticia, bonificaciones, manutención de los hijos, seguro, salarios, alquileres y demás. 

Por su parte, las categorías de gastos generales incluyen: Educación, comida, vivienda, seguro, ahorros, transporte, servicios públicos y demás. 

Teniendo en cuenta esto, una vez que hayas hecho las proyecciones adecuadas, resta tus gastos de tus ingresos. Si te sobra dinero, tienes un excedente y puedes decidir cómo gastar, ahorrar o invertir el dinero. 

Sin embargo, si tus gastos exceden tus ingresos, tendrás que ajustar tu presupuesto aumentando tus ingresos (agregando más horas de trabajo o recogiendo un segundo empleo) o reduciendo tus gastos.

2. Reducir los gastos innecesarios

A medida que las personas avanzan en sus carreras y ganan salarios más altos, tiende a haber un aumento correspondiente en el gasto, esto es un fenómeno conocido como “Inflación del estilo de vida”. 

Aunque puedas pagar tus facturas, la inflación del estilo de vida puede ser perjudicial a largo plazo, ya que limita tu capacidad para generar riqueza. Cada sol extra que gastas ahora significa menos dinero más adelante y durante la jubilación.

3. Diferenciar tus necesidades de tus deseos

Uno de los mejores tips para ahorrar para la inversión inicial de tu departamento es diferenciar tus necesidades de tus deseos. A menos que tengas una cantidad ilimitada de dinero, para que puedas tomar mejores decisiones de gasto, te conviene tener en cuenta la diferencia entre “necesidades” y “deseos”.

Las necesidades son cosas que debes tener para sobrevivir: comida, vivienda, atención médica, transporte,vestimenta. Por el contrario, los deseos son cosas que te gustaría tener, pero que no necesitas para sobrevivir.

Puede ser un desafío etiquetar con precisión los gastos como necesidades o deseos, y para muchos, la línea entre los dos se vuelve borrosa. Cuando esto sucede, puede ser fácil racionalizar una compra innecesaria o extravagante llamándola necesidad. 

Por ejemplo, necesitas un automóvil para ir al trabajo y llevar a los niños a la escuela. Quieres la SUV de edición de lujo que cuesta el doble que un automóvil más práctico.

En ese contexto, podrías intentar interpretar a la SUV como una “necesidad” porque, de hecho, necesitas un automóvil, pero aún así es un deseo. Por ello, es fundamental que identifiques y sepas diferenciar tus necesidades de cosas que simplemente deseas.

Recuerda que la diferencia entre ambas, significa grandes ahorros a corto y largo plazo y es una de las mejores herramientas para organizar tus finanzas.

4. Ahorra con anticipación

A menudo se dice que nunca es demasiado tarde para comenzar a ahorrar para la jubilación. Eso puede ser cierto (técnicamente), pero cuanto antes comiences, es probable que estés mejor durante esos años. 

Así que no dejes este aspecto para el último  momento y determina un porcentaje de tus ganancias para este fin. 

5. Ten un fondo de emergencia

Un fondo de emergencia es exactamente lo que su nombre indica: dinero que se ha reservado para fines de emergencia. Está destinado a ayudarte a pagar cosas que normalmente no se incluirían en tu presupuesto personal: gastos inesperados como reparaciones de automóviles o un viaje de emergencia al dentista. 

También, puede ayudarte a pagar tus gastos regulares si se interrumpen tus ingresos; por ejemplo, si una enfermedad o lesión te impide trabajar o si pierdes tu trabajo.

Ahora, si bien generalmente se recomienda ahorrar entre tres y seis meses de gastos en un fondo de emergencia, la desafortunada realidad es que esta cantidad sería inferior a la que muchas personas necesitan para cubrir un gran gasto o hacer frente a una pérdida de ingresos. 

Actualmente, la situación económica es muy incierta por lo que la mayoría de personas debería aspirar a ahorrar al menos seis meses de gastos de subsistencia.

Incluir esto como un gasto regular en tu presupuesto personal es la mejor manera de asegurarte de que estás ahorrando para emergencias y no despilfarrando dinero.

Por último, recuerda que cuando se trata de ahorros, más que la cantidad destinada, importa la constancia. Seguir estos consejos te ayudará a organizar mejor tu vida financiera y poder estar cada vez más cerca de tener tu propio departamento. ¡Esperamos que esta información te haya resultado útil e interesante!

Inmobiliaria Edifica te ofrece los mejores proyectos de departamentos y oficinas ubicados en las mejores zonas de Lima y otras ciudades. Si deseas obtener más información sobre nuestros proyectos, ponte en contacto con nosotros y te contestaremos a la brevedad.

Somos una empresa con más de 13 años de experiencia en el sector inmobiliario. Nos esforzamos para que la modernidad, la elegancia y el arte se conjuguen en cada uno de nuestros proyectos. Contamos con más de 26 proyectos entregados y más de 2000 familias satisfechas con nuestro trabajo.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Back To Top